Conoce la máquina que te hace veinte mil abdominales y otras tantas sentadillas • Guapísimas

La llaman la máquina de los 20.000 abdominales. Un sueño hecho realidad, al módico precio de 1400 euros. Los mejores médicos estéticos ya la conocen y el que no la tiene en su consulta, está pensando cómo tenerla cuanto antes.

Si bien es cierto que cada poco tiempo sale a las portadas de las revistas femeninas la nueva máquina corporal milagrosa para fulminar la grasa, la celulitis, la acumulación de líquidos, la flacidez, también lo es que no todas ellas viven una vida larga.

Otras, sí. Es el caso de la aparatología LPG e Indiba, clásicos de las consultas de medicina estética corporal que siguen dando buenos resultados.

 

Ahora bien, lo que promete este nuevo desarrollo, conocido como EM Sculpt es el no va más.

El secreto de EM Sculpt

Imagínate: tú te tumbas, te enganchan a una máquina y ella hace por ti el equivalente a 20.000 abdominales o sentadillas (dependiendo de si te lo colocan en el abdomen o en los glúteos).

El Dr. Moises Amselem lo explica así: “Es un revolucionario procedimiento que, de una forma minimamente invasiva, consigue remodelar el abdomen, marcar musculo, eliminar grasa localizada y definir la deseada tableta”. Cada sesión somete a tus abdominales al equivalente a 20.000 abdominales.

También se usa en la zona de los glúteos, donde crea el mismo efecto que 20.000 sentadillas.

 

Muy resumidamente, podemos definir EM Sculpt como un tratamiento no invasivo que consigue generar músculo y quemar grasa simultáneamente en abdomen (reduciendo los depósitos de grasa localizados) y, por otro lado, elevar y tonificar el glúteo levantándolo desde la parte superior.

¿Cómo actúa EM Sculpt? “Mediante contracciones repetitivas en el mismo músculo. Se aplica a través de campos electromagnéticos focalizados de alta intensidad, HIFEM (High – Intensity Focused Electromagnetic); para hacer una idea a los lectores, en cada sesión se producen aproximadamente 20.000 contracciones musculares supramáximas”, añade Amselem.

Las ondas electromagnéticas penetran hasta siete centímetros de profundidad, estimulando el músculo y produciendo hipertrofia, (aumento del diámetro de la célula) e hiperplasia (aumento del número de células a nivel muscular).

Tras cuatro sesiones de 30 minutos, se consiguen estos resultados (datos de la Clínica Dermatológica Internacional de Madrid bien establecidos en los estudios clínicos publicados):

  • Una mejora del 15.4% del tono muscular,
  • Una reducción de la grasa en abdomen del 18%
  • Además, mejora el 10.4% de la diástasis de rectos o abdomen “abierto” (típico de mujeres después de los partos).
  • Un 91% de pacientes satisfechos

¿Demasiado bueno para ser verdad? Pues que sepas que cuenta siete estudios independientes en Estados Unidos y estudios clínicos que han demostrado su eficacia mediante resonancia magnética, TAC, ultrasonidos y pruebas histológicas. Está aprobado por la FDA.

El Doctor Ricardo Ruiz, director de la Clínica Dermatológica Internacional, publicó hace poco su opinión, en colaboración con la Dra. Mercedes Sáenz de Santa María. De entre las “Nueve verdades basadas en nuestra experiencia en Madrid con los primeros 100 pacientes de EM Sculpt”, recogemos las afirmaciones más útiles para ti:

  1. No tiene nada que ver con los chalecos de electroestimulación: Emsculpt usa ondas electromagnéticas focalizadas de alta intensidad HIFEM® (High-Intensity Focused Electromagnetic), que permiten contraer todo el grupo muscular tratado: abdomen o glúteos. Es como una RESONANCIA MAGNETICA pequeña. Dicho campo magnético actúa a nivel de los nervios que inervan la musculatura, activándola (los chalecos contraen las fibras más superficiales; de otra forma podrían quemar la piel)
  2. Las ondas producen contracciones al 100% de la capacidad que tiene el músculo 20.000 veces en 30 minutos (cuando haces abdominales o sentadillas, usas el 50% del grupo muscular, una vez cada tres segundos).
  3. No duele y, en contra de lo que pueda parecer, tampoco provoca agujetas, ya que no hay microrroturas fibrilares.
  4. Este tratamiento potencia la musculatura, pero no tiene los beneficios que conlleva hacer deporte como mejoría cardiovascular, prevención de osteoporosis, liberación de endorfinas, mejoría del estrés y ansiedad, etc. Es complementario al deporte y en ningún momento sustituye la actividad física.

Datos prácticos:

Sesiones: Para obtener los resultados prometidos, se necesitan un mínimo de cuatro sesiones programadas de 1 a 2 cada semana. Cada sesión dura 30 minutos.
Dolor: Es totalmente indoloro, ya que el cabezal es divido en pulsaciones, ajustando sus intervalos en distintas secuencias, a la intensidad límite de cada paciente.
Indicado para: Hombres y mujeres sin sobrepeso y en buena forma que quieren eliminar grasa que se resiste y aumentar su masa muscular.
Contraindicado para: Personas con marcapasos, prótesis metálicas en cualquier zona del cuerpo (cadera, rodilla…), hernia discal, presencia de DIU metálico (no hay problema con el DIU hormonal tipo Mirena, epilepsia y embarazo (sí se puede realizar en lactancia).

Quién lo hace:
Clínica Doctora Beatriz Beltrán (Passeig de Gràcia, 78 Barcelona)
Carmen Sarmiento (Marqués de Paradas, 37 Sevilla)
Clínicas Moisés Amslem (Antonio Maura, 7 y Felix Boix 14 Madrid)
Maribel Yébenes (Paseo de la Habana, 14 Madrid)
Clínica Dermatológica Internacional (Marqués de Villamagna, 8 Madrid)
Suomi Centro de Estética (Santa Ana, 12 Madrid)

Y… ¿qué será lo siguiente?

“La semana pasada se autorizó en EEUU este tratamiento también para los brazos y piernas con la aprobación de los consiguientes aplicadores para estas zonas. Seguro que en los próximos meses se irán definiendo nuevos protocolos y nuevas aplicaciones, incluso también a nivel facial, mejorando la flacidez en el plano muscular (donde hoy en día no llega ningún tratamiento)”, apunta el Dr. Ricardo Ruiz.

Enviar comentario