Brazos como látigos con estos ejercicios • Guapísimas

Los brazos son un punto débil para quien quiere lucir un físico fit. Acusan cambios de peso, sedentarismo y mala alimentación. Si se ven gruesos y/o bamboleantes, la solución pasa por una pérdida de peso global y una buena rutina.

En esa rutina caben ejercicios, pero también mimos estéticos. En la camilla del centro de belleza o clínica de medicina estética también se puede hacer mucho por ellos. Eso sí, combinando varios tratamientos.

Una buena noticia es que EMSCulpt, el equipo que te permite muscularte tumbada, ha sacado los cabezales especiales para brazos.

También hay otras opciones. La radiofrecuencia es una de ellas. Siempre ayudada por algún filler que ayude a recuperar tensión.

“Los brazos es una de las zonas más sensibles a los cambios de peso y la falta de ejercicio específico, sobre todo del tríceps, el musculo que sujeta el brazo por la parte de abajo. La consecuencia directa es que esta zona se descuelga y forma lo que llamamos alas de murciélago”, describe la cirujana y médico estético Virtudes Ruíz.

A determinada edad esa flacidez hay que atacarla con radiofrecuencia y algunos mix en cabina como filler de policaprolactona, hilos PDO y radiofrecuencia, tal y como propone la doctora.

Estrategia completa para unos brazos fit

A una pérdida de peso global, lograda con una ingesta menor de almidones, mayor de verduras y los mínimos alimentos ultraprocesados, se puede sumar un poco de masaje con crema específica reafirmante corporal.

Silvia Oliete, reconocida facialista y experta en estética, dueña de los centros Blauceldona en Barcelona, recomienda aplicarla haciendo pases alistantes desde el codo hacia la axila. De abajo arriba, siempre.

Ahora bien, los brazos hay que trabajarlos… Quien haya bailado alguna vez se habrá dado cuenta lo bien que responden cuando los pones en tensión y les das vida. También la natación hace muy buen trabajo.

Una buena rutina de ejercicios para tonificar los brazos y librarte de la flacidez puede ser corta, sencilla y eficaz si te dejas asesorar por un experto. En esta ocasión, reproducimos la que propone Antonio Ángel Moreno, entrenador personal y CEO de Radical Trainer.

Brazos tonificados y torneados, como látigos, con estos nueve ejercicios

Antes de empezar, hay que calentar. “No es recomendable entrenar con los músculos fríos porque pueden producirse lesiones”, explica Moreno, que especifica: “Estira los brazos a la altura de los hombros y haz movimientos en forma de círculo durante medio minuto. Después, mismo ejercicio y mismo tiempo, pero hacia el otro lado”.

Importante: entre ejercicio y ejercicio, descansa 30 segundos. Mira el cronómetro para estar segura que lo cumples. De otra forma, los ejercicios no son tan efectivos. Y una última cosa: Los cinco primeros ejercicios se repiten dos veces.

EJERCICIO 1: Tríceps en el suelo. Siéntate en el suelo con las rodillas flexionadas y los pies apoyados en el suelo. Coloca las manos en el suelo, a la altura de los hombros y con los dedos apuntando hacia las caderas. Separa las caderas del suelo y después contrae y estira los codos, de forma que te permita levantar y bajar la cadera. Repite catorce veces.

EJERCICIO 2: Fondos militares. Colócate en posición de fondos con las manos a la altura de los hombros, los codos muy pegados al cuerpo y los pies separados. Ya colocada, dobla los codos y baja el cuerpo hasta que la parte superior de los brazos esté paralela al suelo. Repite diez o doce veces.

EJERCICIO 3: Flexión y rotación. Desde la posición de flexión, baja y realiza la flexión. Al subir, rota la parte superior y extiende el brazo hacia arriba. Haz lo mismo con el otro brazo. Repite diez o doce veces.

EJERCICIOS 4 y 5: Flexión de bíceps izquierdo con pie. Colócate de pie de espaldas a una pared. Levanta la pierna derecha, inclínate hacia delante y agarra la parte trasera del tobillo derecho con la mano izquierda. Lleva el tobillo hacia el hombro todo lo que puedas. Baja y repite. Hazlo diez o doce veces. Después haz lo mismo pero con el derecho.

EJERCICIO 6: Salto a la comba sin comba 30 segundos. Puedes fingir que la tienes o saltar con una comba real.

EJERCICIO 7: Catorce repeticiones de flexiones clásicas.

EJERCICIO 8: Burpees. Comienza de pie y baja, manteniendo la posición de sentadilla, pon las manos en el suelo y estira las piernas y los brazos a la vez. Vuelve a posición inicial y salta desde la posición de sentadilla. Repite diez veces.

EJERCICIO 9: Tijeras de brazos. Estando de pie, estira los brazos hacia el frente y muévelos al lado contrario pasando un brazo por debajo del otro y luego a la inversa. Todo ello durante 30 segundos.