Las zonas olvidadas del SPF • Guapísimas

Aunque uses protección solar, incluso aunque compres unos productos para cara y otros para cuerpo, poniendo todo tu empeño, hay zonas que a veces se olvidan.

Vulnerables a la radiación, se pueden quemar inconscientemente. Tenlas muy presentes o lo lamentarás. Te decimos cuáles son.

EL CUERO CABELLUDO

¿Tienes calvas, la melena poco poblada o la raya muy marcada en tu peinado? Mucho ojo. El cuero cabelludo se irrita, se reseca y se puede quemar.

Los expertos alertan: a pesar de la presencia de folículos pilosos, la radiación UV llega a la piel. Como los protectores solares se usan con poca consistencia, en este caso el mejor protector sería físico, es decir, ropa. Un sombrero o un pañuelo, tan de moda esta temporada.

Esto no solo deben tomárselo en serio los hombres calvos (aunque son los más afectados), en general hay que recordar proteger el cuero cabelludo porque si se quema, esta quemadura da lugar a envejecimiento, manchas, queratosis actínicas y diversos tipos de tumores, de los que cuales el más frecuente es el epitelioma vasocelular.

Es imprescindible proteger el cuero cabelludo con fotoprotectores en spray con SPF50+, sombreros, gorras y pañuelos

LAS OREJAS

Nos referimos al apéndice entero, insistiendo en la zona de detrás de las orejas. Los dermatólogos nos recuerdan que es frecuente encontrar tumores de piel en esa zona.

¿Y la nuca?

A veces, para evitar que se queme el cuero cabelludo, optamos por hacernos una coleta pero, tal y como imaginas, eso deja las orejas y la nuca al descubierto. Y se quema, claro. Por otro lado, cuando la posición para broncearse sea tumbada boca arriba, no hay que perder de vista que la arena seca refleja el 17% de los rayos del sol; la hierba el 3% y el cemento el 2%.

EL BUSTO

Ojo con el topless y el nudismo. Los pezones y las areolas se pueden quemar porque su piel es muy sensible aunque tengan bastante melanina.

La zona del escote es muy muy vulnerable al sol, como la del rostro. Cuando se expone demasiado, se arruga y llena de manchas y es una de esas zonas que delatan el fotoenvejecimiento. Desde Guapísimas recomendamos que el escote se proteja con el mismo mimo que la cara. Ya sabes: protectores solares de protección muy alta y de alto espectro. Si nos aceptas otro consejo: mejor con textura libre de aceite para evitar granitos.

En todo caso, hay que controlar el tiempo que se expone el pecho al sol y hacerlo siempre protegida, ya que el fotoenvejecimiento es uno de los factores que hacen que el busto pierda turgencia.

ZONAS GENITALES

Si haces nudismo o utilizas bikini con tanga por primera vez, ten cuidado que no se quemen las zonas que nunca han sido expuestas al sol. Los genitales deben ser protegidos del sol como cualquier otra zona del cuerpo. Allí se forman también cánceres de piel. Elige para ellos texturas en forma de espuma o loción porque son más fáciles de aplicar y penetran mejor el vello corporal.

PÁRPADOS Y LABIOS

Recuerda que contorno de ojos y labios tienen que protegerse con productos especiales y que hay en el mercado protección solar específica para el contorno de ojos y cacaos de labios con protección solar muy alta que también se pueden usar encima de cicatrices o tatuajes.

Y no olvides que la mejor protección solar es la física: ropa, gafas de sol, sombreros, pareos…