¿La piel se irrita con la mascarilla protectora? • Guapísimas

Ya sabemos que la reacción de la piel ante los estados emocionales es más que frecuente. Realmente, es constante. Sentir preocupación, tristeza, miedo… termina dejando huellas en nuestra piel: brotes de acné, de rosácea, dermatitis, etc.

Esto está pasando debido a la emergencia sanitaria y su reflejo en la vida de quienes viven confinados y estresados.

Al margen de esta innegable realidad, está la del uso constante de mascarilla, que también está afectando al estado de nuestra piel. Provoca heridas a los sanitarios y profesionales que la llevan todo el día puesta, pero también irritaciones a la población que sale con ella a pasear o a hacer deporte.

La mascarilla protectora y la piel

Lo normal es encontrar irritaciones por el roce, además de brotes de acné, eccemas y foliculitis. Todo ello provocado porque la piel no transpira bien y se obstruyen los poros. Por eso, ahora mismo, es más importante que nunca mantener la rutina de limpieza e hidratación. Una piel con la barrera fuerte es menos vulnerable a estos daños.

Pero la irritación que provoca la mascarilla protectora se puede evitar y paliar. Lo primero, saber qué está ocurriendo ahí dentro.

“El sudor y el aliento concentrado dentro de la mascarilla provoca un aumento de la temperatura que, unido la presión de la mascarilla, puede enrojecer la piel. En especial, pieles más reactivas o sensibles pueden verse afectadas”, explica Marisa Martínez, Communication Manager de Esthederm.

Los Equipos de Protección Individual son nuestros principales aliados hasta que todo se normalice, pero debemos protegernos de ellos porque nuestra piel no está acostumbrada al lavado excesivo, al uso de soluciones hidroalcohólicas, a la utilización prolongada de guantes plásticos o a cubrir el rostro con mascarillas”.

Frente al roce de las mascarillas, nos gusta la Pasta al agua de Mi Rebotica (10,95€) que, gracias al alto contenido en óxido de zinc y talco, forma una ligera película protectora sobre la piel ideal para prevenir las rozaduras y la humedad provocadas por el uso continuado de las mascarillas, sobre todo ahora que las altas temperaturas se aproximan.

Y, aunque todavía no se dispone de información del daño que pueden provocar unas y otras mascarillas, dependiendo del material del que estén hechas, sí es cierto es que cualquier mascarilla es un agente externo al que la piel se adhiere por primera vez.

Si al quitártela notas que te ha irritado mucho, cambia de mascarilla y, en todo caso, además de mantener tus rutinas de limpieza e hidratación, suma un producto sean ultrarespetuoso con el ecosistema de la piel. Así lo recomienda Martínez.

Y para calmar, Esthederm propone el uso de su Sérum Intensive Vitamin E² (73,45€). Es antioxidante y protege la piel de los radicales libres y calma la sensibilidad ofreciendo una sensación de confort agradable. Tiene efecto antiinflamatorio, calma la piel hiperreactiva y el eritema, al tiempo que refuerza la piel frente a las agresiones externas.

También nos gusta esta fórmula de la Crema facial regeneradora intensiva de Bioxán (79,50€): enriquecida con Vitamina E, Vitamina C y Prebióticos que regeneran e hidratabn la piel en profundidad sin aportar grasa.

Cuando te quitas la mascarilla

Además, también proponen, para usar cuando te quitas la mascarilla y te lavas la cara, un tratamiento reconfortante especialmente concebido para las pieles con intolerancias. Se llama Crema Biomimética y es fundente, untuosa, sin perfume. Brinda descanso a la piel y amplía su umbral de tolerancia.

Otros productos que funcionan muy bien frente a los daños de la mascarilla son las cremas llamadas “cica”, expresión que viene de cicatrización. Nos gustan:

Cicaplast, de La Roche Posay (8,95€), un bálsamo reparador calmante, Cicabio Crema de Bioderma (12,95€), crema que restaura la piel y la hidrata, alivia el malestar y reduce la tendencia a rascarse. Cicapair Tiger Grass Sleepair Intensive mask DR JART+ (34,95€) , mascarilla reparadora nocturna que calma el enrojecimiento y alivia la piel mientras duermes y también Aqua bomb cica cream – stress shooter de Belif (34,95€) que lleva centella asiática y madecassoside que cuenta con propiedades calmantes y antiinflamatorias para la piel.

Limpieza cuidadosa

Decíamos que es importante, tras el uso de la mascarilla, y debido a un exceso de sudoración en la zona, que la limpieza sea más exhaustiva. No viene mal que sea con productos más cuidadosos, si hay mucha irritación. Por ejemplo, Bariéderm Cica Gel Limpiador de Uriage (12€) , un gel limpiador rico en lípidos con propiedades calmantes y desinfectantes, que genera una untuosa espuma, ideal para la higiene de las pieles irritadas.