¿Te has quitado el café y no puedes pasar sin cafeína? • Guapísimas

Sin ánimo de ofender al kéfir y la kombucha y, con permiso de la golden latte (o leche de cúrcuma), el matcha es la bebida de moda por excelencia.

Si realizas una búsqueda por los feeds más inspiradores de Instagram te toparás con una bebida de un increíble color verde, de aspecto delicado y con una espuma muy apetecible. Hablamos del té verde matcha, o en su variante más suave, del matcha latte.

En qué se diferencia el matcha del té verde

Te estarás preguntando, ¿cuál es el origen de esta bebida? ¿De dónde sale y qué aporta para ser tan valorada?

El matcha es un té verde molido de origen japonés obtenido mediante una minuciosa y compleja extracción. En el proceso de recogida del té, habitualmente se utilizan las hojas y fragmentos del tallo. Sin embargo, en el caso del matcha, solo se escogen las hojas más tiernas para ser molidas en un molino especial de piedra. Solo así puede obtenerse un polvo fino, de intenso color verde que recuerda al jade y que concentra todas las propiedades atribuidas a esta bebida milenaria.

En relación a los beneficios del té verde matcha, Itziar Digón, psicóloga nutricionista, no duda en afirmar que esta bebida “contiene catequinas en grandes cantidades, también tiene L-teanina, además de abundantes cantidades de clorofila, siendo un gran purificador de la sangre. También es rico en vitaminas B2, C, D, E y K, y en minerales como el magnesio, el flúor, el selenio y el zinc“.

Por si fuera poco, se dice del matcha que puede contribuir a la quema de grasas. A ese respecto, la experta en nutrición consciente o mindful eating afirma: “las propiedades termogénicas del té verde matcha promueven la oxidación de las grasas. Potencia el consumo de más energía, desprendiendo mayor calor corporal. Además, este tipo de té también tiene un efecto regulador del apetito gracias a su capacidad de regular los niveles de azúcar en sangre, evitando que se coma de forma compulsiva”.

El kit del té matcha

Cada vez es más común encontrar en grandes superficies comerciales, herboristerías y establecimientos de comida ecológica, kits para preparar el té verde matcha siguiendo los preceptos que caracterizan la tradicional ceremonia del té japonés y que incluyen, entre otros, este polvo de color verde, un batidor de bambú llamado chasen y un pequeño bowl con el que disfrutar la bebida denominado chawan.

GOODWEI Juego de Matcha (incluye chawan, chasen, cuchara y 30 gramos de té matcha biológico japonés) Cómparalo aquí

 

La función del batidor es importante. Sin él, no se puede crear la característica espuma que define esta bebida. Se usa batiendo de lado a lado del bowl, a gran velocidad, con el agua bastante caliente. Si es un matcha latte, con la leche caliente pero no hirviendo.

Si no tienes el kit y no quieres comprarlo, también puedes prepararlo en casa mezclando los polvos en agua caliente y removiendo muy lentamente durante unos minutos. Pero no es lo mismo. Eso sí, recuerda no usar una cucharilla metálica. Con una de madera o plástico, mejor, como mandan los expertos en la ceremonia del té.

Recetas con matcha

No es de extrañar que el matcha se haya convertido en la bebida de moda desde hace unos años. Las celebrities de Hollywood y las famosas de todo el mundo incorporan este preciado ingrediente en su día a día. Gracias a su formato en polvo se puede añadir en ensaladas, bizcochos saludables, yogures, batidos, zumos détox e incluso tomarlo como alternativa al café si no toleras bien la cafeína.

En este sentido, el té matcha aporta un valor añadido, más allá de su fotogénico color, sus propiedades saludables o su sabor (que, por cierto, no a todos convence). Si no te sienta bien el café o el médico te quita la cafeína, hay luz al final del túnel en una taza de este té.

A diferencia de la cafeína del café, la cafeína del té matcha se asimila muy lentamente. Es decir, cuando la bebemos no aumenta sus niveles en sangre de forma brusca como ocurre con el café, por lo que no se produce nerviosismo“ (Itziar Digón, psiconutricionista).