Nutre el pelo en casa como lo hacen en la pelu • Guapísimas

No puedes ir a la peluquería, pero no es el fin del mundo. Hay muchas cosas que puedes hacerte en casa para mantener tu melena bien cuidada, con el color al día y un aspecto fabuloso.

Además, los profesionales están dándolo todo en redes y nos enseñan cada día sus trucos para conseguir salir de la cuarentena con pelazo.

En esta ocasión, el equipo artístico de Llongueras nos regala un tratamiento de nutrición para que te hagas en casa si notas el cabello apagado, seco y sin fuerza. Solo tardarás cuarenta minutos y verás tu melena transformarse.

Los tratamientos de nutrición reparan profundamente la fibra capilar actuando desde el interior. Este tipo de rituales llenan el pelo de proteínas y lípidos, estas grasas naturales se encargan de nutrir y dar brillo al cabello. Este tratamiento casero reparará el núcleo interno del pelo y sellará las puntas abiertas. El resultado: una melena fuerte, sana, brillante y con cuerpo”.

No hace falta que compres nada, está pensado para hacerse con lo que tienes en casa. ¿Lista para convertir tu cuarto de baño en la más lujosa peluquería? Toma nota del paso a paso para hacer el tratamiento nutritivo profesional en casa:

1. Acopio de materiales:

– Mascarilla nutritiva (la que tengas en casa)

– Aceite capilar reparador

– Pincel

– Peine de fibra de carbono

– Papel de aluminio

– Plancha de styling

– Sérum de puntas

2. Preparación de la mezcla:

Toma una mascarilla nutritiva y un aceite reparador, mejor de argán, ya que aporta una gran cantidad de ácidos grasos al cabello que permiten mantenerlo nutrido e hidratado.

Dependiendo del largo del cabello, hay que poner una cantidad u otra. Para cabellos cortos y medios, dos cucharadas de mascarilla y un spray de aceite. Para cabellos largos, tres cucharadas de mascarilla y dos sprays de aceite. Una vez tengas todos los ingredientes, mézclalos bien hasta conseguir una mezcla homogénea.

3. Aplicación:

La mezcla se pone siempre sobre cabello limpio y húmedo. Divide la melena en dos y recoge toda la mitad superior en un moño en la zona alta de la cabeza. El resto del cabello de la parte superior, divídelo en cinco secciones. Coge uno de los cinco mechones, apóyalo sobre la palma de la mano en vertical y, con ayuda de un pincel, aplica la mezcla de medios a puntas.

4. Pasa el peine:

Con un peine de fibra de carbono, cepilla el mechón hasta desenredar el cabello por completo. Este tipo de peines no generan electricidad estática y evitan que el cabello se encrespe.

5. Coloca el papel de aluminio:

Coge un trozo de papel de aluminio y coloca el mechón en el centro. Primero dobla un lado y luego el otro, hasta que el mechón esté totalmente cubierto. Con los dedos en forma de pinza, pásalos por encima del papel para fijar el producto. Repite el proceso en cada uno de los cinco mechones de la parte inferior del cabello. En la parte superior, haz la misma división, 5 mechones , y repite el proceso con cada uno de ellos.

6. Pasa la plancha:

Cuando hayas aplicado la mezcla y envuelto en papel de aluminio los diez mechones, coge una plancha, y a una temperatura de 185 grados, pásala poco a poco por cada uno de los mechones. Hazlo a pequeños toques de tres segundos, empezando por las raíces y terminando por las puntas. El calor de la plancha permitirá que la cutícula se abra y penetre mejor el producto.

7. Deja actuar:

Durante 20 o 30 minutos. Pasado este tiempo, retira el papel de aluminio y aclara el cabello con abundante agua tibia.

8. Toque final:

Una vez aclarado el cabello, aplica un sérum en medios y puntas; esto le dará a tu pelo una dosis extra de hidratación. Finalmente, deja secar el cabello al aire.