Para una ducha sana, date al oleo-gel • Guapísimas

Hace unos días, la diseñadora Stella McCartney hizo unas polémicas declaraciones, en las que aseguraba que, mejor que lavar la ropa, lo ideal era limpiar nuestra piel hasta sacarle brillo.

En las consultas de dermatología saltaron las alarmas. Como expertos en cuidado de la piel, salieron rápidamente en defensa de una limpieza efectiva pero suave. Así lo argumentaba en su cuenta de Instagram la Dra. Ana Molina, dermatóloga de la Fundación Jiménez Díaz y parte del equipo de la Clínica Dermatológica Internacional de Madrid: “No todos los días hay que enjabonar el cuerpo entero. Basta con limpiar los genitales y las axilas, las manos y los pies”.

Y abundaba: en caso de que te apetezca darle jabón al cuerpo entero, hazlo sin esponja y con un gel sin detergentes o con detergentes suaves en formato aceite.

 

Se refería a los conocidos como oloe-geles, jabones corporales con un porcentaje alto de aceites emolientes en su fórmula. O, como dice la Dra. Ana Molina, “aceites jabonosos”.

Su mejor virtud es que limpian perfectamente al tiempo que cuidan la piel.

¿Y cómo cuidan la piel? Ayudando a mantener o restablece el nivel de hidratación cutáneo, previniendo la deshidratación y aportando un bienestar inmediato de la sensación de tirantez y picor.

Oleogeles para todos

Aunque en las farmacias los encuentras en la zona de productos para pieles atópicas, secas o muy secas, en realidad son para todos. Mujeres, hombres, niños, ancianos. Con o sin dermatitis, tengan o no la piel grasa.

Porque lavarse, hay que lavarse, pero sin volverse loco. Es decir, sin agredir la piel. “Nuestro cuerpo entero está recubierto por un manto lipídico –nuestra grasita natural-“, explica la experta, que añade: “Este manto protege la piel de las agresiones externas y mantiene la hidratación. Si usamos jabones con alta capacidad detergente nos llevamos esta capa por delante, favoreciendo la irritación y el picor”.

 

Ahora elige entre nuestros siete oleo-geles favoritos, seleccionado para ti:

Alivia y protege

BIODERMA Atoderm aceite de ducha (11,87€ / 1000ml.) Alivia y protege gracias a su fórmula compuesta de biolipidos vegetales, vitamina PP y una patente llamada Skin Barrier Therapy.

Limpia y suaviza

EUCERIN Oleogel de ducha para piel sensible PH-5 (8,31€ / 400ml.) Combina las propiedades de los aceites esenciales y el jabón para limpiar suavemente la piel mientras la protege y activa su hidratación natural.

Ideal para atópicos

LETI AT4 Gel De Baño Dermograso (23€ / 750ml.) Gel de baño que limpia con suavidad, aporta lípidos que hidratan la piel durante el baño, alivia el picor y permite el control del equilibrio de la microflora cutánea.

Para niños y mayores

A-DERMA Exomega aceite de ducha y baño (9,98€ / 500ml) Su base lavante suave (pH 5,5), limpia la piel con suavidad. Con glicerina como agente hidratante.

Recupera la barrera

LA ROCHE POSAY Lipikar Aceite lavante (10,17€ / 400ml.) Con agentes limpiadores seleccionados para una tolerancia óptima, pH neutro, sin jabón y los lípidos necesarios para la reconstrucción de la barrera cutánea.

Ligero y nutritivo

SEBAMED Aceite de ducha (11,88€ / 500ml.) Limpia e hidrata a la vez que protege frente a la deshidratación sin dejar sensación grasa.

Con almendras

L´OCCITANE Aceite de ducha de almendra (30€ / 500ml.) Limpia y suaviza la piel gracias al aceite de almendras dulces, rico en lípidos nutritivos que respeta la hidratación natural de la piel.