¿Es bueno afeitarse la cara como hacen muchas mujeres? • Guapísimas

Si quieres encontrar opiniones profesionales, pon “dermaplaning” en Google. Si no te importa verte inundada por 22 millones de posts (literalmente) hablando de esta forma de eliminar vello y células muertas de la cara mediante el uso de una cuchilla especial, también puedes poner “afeitado femenino”.

Es un furor en redes sociales desde hace tiempo, sobre todo desde que la gurú de la belleza, Huda Kattan, confesó lo bien que iba a su piel. Lo creas o no, mientras en España sigue siendo un tabú, en Japón es una técnica milenaria que ya usaban las geishas. Y en Estados Unidos lo conocen desde los tiempos del Hollywood dorado, cuando las mismísimas Marilyn Monroe y Liz Taylor pasaban por su rostro estas micro-cuchillas en pos de una piel más luminosa y uniforme.

Los dermatólogos llevan a cabo esta técnica en consulta, como alternativa a dermoabrasiones y peelings, y la defienden porque supone un potente exfoliante que elimina las células muertas de la piel y la pelusa de la cara. Cuando retiramos la piel muerta y el vello (las mujeres tienen ambas cosas), eliminamos la barrera que se encuentra la cosmética para penetrar correctamente. Esa es solo una de las excusas para afeitarse la cara. La otra, eliminar el vello facial que tanto desespera.

Sé que en este momento estás temblando solo de pensar en que acabarás con barba, pero debes estar tranquila. En esto coinciden todos los dermas.

El origen del dermaplaning

La dermatóloga Ana Molina, siempre al día de lo que se cuece en Instagram, sea tontuna o no, sale al paso de lo que se habla sobre afeitarse la cara:

“Se trata de una vieja tradición japonesa llamada kao-sori (rostro rasurado) y no es más que una exfoliación facial con cuchilla, que elimina las células de la capa superficial de la piel, la suciedad acumulada y el pelo. Cuando te lo cuentan, tu cerebro de mujer automáticamente lo rechaza, pero si lo piensas bien tiene sus ventajas. También alguna pega”, apunta y especifica:

Pros del afeitado femenino:

Es una exfoliación superficial de la piel, por lo que ésta se ve más luminosa, los cosméticos penetran mejor y el acabado del maquillaje es más suave.

Desaparece el vello facial y, dado lo difícil que resulta en algunas ocasiones eliminarlo cuando hay un exceso en la zona de la barba o las patillas por problemas hormonales, puede resultar una opción bastante razonable.

Contras del afeitado femenino:

El principal problema es que requiere un mantenimiento, aún hay pocos centros con dermatólogos especializados en la técnica.

Si lo haces en casa, cuchilla en mano, puede empeorar el acné si hay lesiones activas.

La gran duda: ¿acabaré con barba como un hombre?

La doctora es rotunda:

No. El vello facial no crece más fuerte ni más rápido por cortarlo con cuchilla, aunque sí puede dar esa sensación. Es solo una ilusión óptica: al cortar el pelo por su parte más ancha, se ve más oscuro al principio”.

Cuchillas para hacer dermaplaning casero

Si has viajado a Japón, te habrás dado cuenta que Shiseido vende hace ya muchos años cuchillas para hacer este afeitado en casa y en España pueden encontrarse de marcas tan conocidas como Wilkinson o Tweezerman. Normalmente las venden para perfilar las cejas, pero pueden usarse en otras zonas de la cara, siempre que se haga con la técnica correcta. Asimismo pueden usarse en el cuerpo (por ejemplo, en la línea del bikini), eso sí, reservando una cuchilla exclusiva para el cuerpo que jamás pases por la cara.

Dermaplaning casero, paso a paso

  1. Como primer (e innegociable) paso, limpia tu piel. Esto es importantísimo porque el hecho de afeitar puede provocar que las bacterias penetren la epidermis, lo cual puede acabar en brote de acné e irritaciones.
  2. Coloca la cuchilla paralela a la piel y con una ligera inclinación (para que pueda raspar suavemente y llevarse las células muertas y la pelusilla).
  3. Pasa la cuchilla a poquitos, con movimientos suaves de dentro hacia fuera, siguiendo la dirección del vello, evitando contorno de ojos y labios, párpados y nariz.
  4. Es crucial hidratar muy bien la piel a modo de after-shave. Eso sí, nada de retinoides o cualquier ácido exfoliante después del dermaplaning.
  5. Limpia correctamente la cuchilla y guárdala bien seca y con algo que la cubra y no deje que el polvo se deposite encima.

IMPORTANTE: Esta técnica puede realizarse un par de veces al mes, no más. Cada vez que te lo hagas, recuerda no saltarte la protección solar al día siguiente”.

Ahora que ya sabes todo sobre el dermaplaning y cómo hacerlo en casa, cómprate una buena cuchilla de afeitar la cara de la selección que hemos preparado para ti:

La marca mítica

HOLLYWOOD BROWZER Mini-cuchillas de afeitar para cejas y otras zonas del rostro (17,82€ / dos unidades + bolsa protectora)

Una para probar

Hollywood Browzer Single en tono pastel pink (8,45€)

En negro

CURRENTBODY SKIN Moldeador de cejas (10,99€) También sirve para eliminar la pelusilla y exfoliar la piel.

Con vibración sónica y recargable

HOLLYWOOD SMOOTHER Sonic Dermaplaner en tono Rose Gold (42,45€) Con vibración sónica para mayor suavidad.

Recargas

Cuchillas extra para el dispositivo HOLLYWOOD SMOOTHER Sonic Dermaplaner (22,45€ / 4 unidades).

Recargable y más eficaz

StackedSkincare by Kerry Benjamin Dermaplaning Tool (58,75€) Realiza una exfoliación más profunda.

Sus recargas

Recargas para el dispositivo StackedSkincare by Kerry Benjamin Dermaplaning Tool (20,74€ / 3 unidades).

Un kit de cuatro

HOLLYWOOD BROWZER Exclusive Four Seasons Kit (27,45€ / cuatro unidades en un neceser). Tienes cuchillas para todo el año.

Para cara y cuerpo

WILKINSON Sword Beauty (10,99€ / tres perfiladores de cejas, rostro y línea del bikini).

A palé

FEPITO Cuchillas para eliminar vello facial y exfoliar (10,99€ / 60 piezas) Para quienes prefieren usar y tirar.